blog / Factores de riesgo para padecer dolor de espalda baja.

Factores de riesgo para padecer dolor de espalda baja

Centro de la columna Vertebral : 31 Mayo, 2017 02:00 pm

Se dice, que al llegar a los 40 años, todos habremos tenido al menos en una ocasión en nuestras vidas dolor de espalda baja, lo que comúnmente llamaríamos cintura.

Si nos ponemos honestamente a recordar, veremos cuan verídica es esta afirmación, pero también caeríamos en la cuenta que mientras para algunos, tan sólo fue una leve molestia pasajera que tuvimos en alguna ocasión a consecuencia del exceso de actividad física, que no paso más allá de una leve incomodidad que cedió sola en pocas horas. Para otros, es una historia antigua y repetitiva de dolor intenso e incapacitante que se despierta con la más mínima actividad física, durando días en desaparecer y sólo después de haber tomado todos los medicamentos y remedios recetados tanto por el médico, como por la vecina y la comadre.

Y aún más, habrá algunos afortunados que jamás en la vida han tenido un dolor de espalda baja a pesar de haber cometido excesos físicos, tenido golpes, caídas y accidentes.

Entonces nos preguntamos porque de esa diferencia y esos son los llamados factores de riesgo, que hacen que aun en condiciones similares, cada persona tenga diferente resultado después de haber realizado un sobre esfuerzo físico o tenido un accidente.

Pongamos como ejemplo 10 hombres de 40 años que cargan en su espalda un saco de cemento una distancia de 50 metros, de acuerdo a la lógica de lo que hemos dicho, algunos tendrán un terrible dolor de espalda, algunos una molestia tolerable y transitoria mientras que otros no tendrán ninguna molestia, esto se explica por los diferentes factores de riesgo de cada uno de ellos, ya que el sexo, la edad, el peso y la distancia fueron los mismos para todos.

Aunque existen más, es importante señalar como factores de riesgo para tener dolor y una probable lesión en la espalda baja: el sobrepeso y la obesidad; la vida sedentaria y el no hacer ninguna clase de ejercicio; la alimentación poco balanceada o demasiado abundante en carnes y en grasas; las enfermedades crónicas mal controladas como la diabetes y la hipertensión; el tabaquismo y el alcoholismo así como los malos hábitos posturales que arrastramos desde la infancia.

¿Tienes uno o más de estos factores de riesgo y jamás te ha dolido la espalda? Entonces este es el momento adecuado para cambiar los malos hábitos, siempre será mejor prevenir que lamentar.

Factores de riesgo para padecer dolor de espalda baja

Déjanos tus opiniones